La migración de KZgunea a GNU/Linux ha sido un proceso laborioso que ha necesitado del trabajo de muchos profesionales para su desarrollo. Desde un inicio KZgunea se decantó por la creación de una versión propia de Ubuntu (denominada KZnux) para facilitar la posterior instalación del nuevo sistema operativo en todos los centros. Aunque la primera versión de KZnux partiera de un Ubuntu 10.04, la que se encuentra instalada actualmente en los KZgunea está basada en Ubuntu 12.04. El punto clave de este proceso ha sido la modificación individualizada de cada versión, para satisfacer las necesidades concretas de cada KZ. Desde el inicio se intentó que el cambio de sistema fuera lo más fluido posible. Para ello, era imprescindible que esta migración (de Windows XP a KZnux) no supusiera una experiencia traumática para los usuarios que frecuentan los KZgunea. En este sentido, se han migrado todas las aplicaciones en uso y se han buscado alternativas que cumpliesen con los mismos requisitos de las ya existentes. El proceso ha sido sencillo, ya que la mayoría de desarrolladores facilitan las aplicaciones también para versión Ubuntu (Firefox, Google Earth, Audacity, Open Office o Gimp).

La mayor problemática con la que se ha encontrado el equipo técnico ha sido la búsqueda de soluciones a aplicaciones específicas de Windows que necesitan de otra aplicación Windows para poder trabajar, como por ejemplo la plataforma SharePoint, que necesita Internet Explorer y Microsoft Office para poder funcionar con normalidad. Tras un intenso trabajo de investigación de casos, y después de haber probado diferentes soluciones, finalmente se consiguió que funcionara correctamente.

Otro de los graves problemas apareció con el uso de certificados digitales (Tarjeta Ciudadano, DNIe…), ya que había una gran incompatibilidad entre los módulos de seguridad usados por las diferentes tarjetas en el navegador Firefox. Después de más de un año de trabajo, la única solución que se encontró fue la de usar diferentes perfiles para cada módulo de seguridad. El problema pudo ser solventado gracias a Izenpe, una de las empresas encargadas de la emisión de certificados, que nos proporcionó un nuevo módulo de seguridad.

También aparecieron problemas con la instalación de los elementos periféricos (impresoras y escáneres, sobre todo). Y es que todas las empresas disponen de drivers de instalación para Windows, pero no para GNU/Linux. No obstante, y gracias a la activa comunidad de software libre, se fueron probando cada día nuevas configuraciones, hasta dar con la solución definitiva.

Esta experiencia ha demostrado bien a las claras que el trabajo colaborativo funciona y que compartir las ideas nos ayuda a solucionar problemas y a ser más eficaces, mejorando el bienestar de las personas y haciendo de las sociedades en las que viven lugares más justos.

Ya lo dice una de las frases más recurridas en este sentido, y que se le atribuye a George Bernard Shaw: “Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas”.