Si te preguntamos si conoces los peligros que se esconden detrás de una red wifi doméstica, probablemente tu respuesta sea no. Pues entonces deberías saber que pese a estar entre las cuatro paredes de tu hogar, un router inalámbrico doméstico puede ser atacado y depararnos más de un disgusto. A continuación te mostramos una serie de consejos que pueden hacer que aumente el nivel de seguridad de la red wifi de tu hogar y con ello evitar que ésta sea pirateada.

WIFI

WIFI

Consejos para proteger tu red wifi doméstica

Cambiar la contraseña del administrador

Jamás utilices las contraseñas que vienen definidas por defecto, éste es uno de los errores más graves que se suelen cometer. En muchas ocasiones se trata de contraseñas muy sencillas, que unida a una conexión inalámbrica abierta, permitiría a los hackers hacerse con el acceso total al router. Es recomendable cambiar la contraseña por una más sofisticada.

Cambiar el nombre de la red predeterminado

Es aconsejable que utilices un nombre que dé la menor cantidad de información posible. En ocasiones el nombre de la red puede que se corresponda con el fabricante o el modelo del router, por lo que en casos así conviene cambiarlos.

Si no es necesario, desactívalo

El segundo problema es el acceso abierto a la interfaz de control del router. Los routers, además de permitirte acceder a Internet, también tienen diferentes protocolos para interconectar y alinear dispositivos conectados. Si lo desactivas, el riesgo de que el software sufra ataques por posibles vulnerabilidades por alguno de ellos, disminuirá. Y sólo hay que volver a activarlo cuando se necesite.

Actualizar el software

Para mantener el software actualizado, tienes que descargar la imagen del firmware, hacer una copia de seguridad de la configuración del router, ejecutar la actualización y restaurar la configuración. No está demás recordar que las descargas las realices desde páginas web oficiales, ya que con frecuencia parchean las vulnerabilidades y errores. En la página web de tu proveedor encontrarás la última versión disponible y manuales donde te indicarán los pasos a seguir.

Desactivar la administración remota

Un acceso abierto a la interfaz del router puede ser un riesgo. Es importante comprobar si esa interfaz está disponible en internet. Para desactivar la administración remota, normalmente, se debe desactivar una casilla o introducir la dirección 0.0.0.0 en el campo adecuado.

Desactivar la difusión del nombre de la red

Va a ser mucho más difícil atacar una red que no está visible. Como regla general, la ID de la red WiFi se transmite a todo el mundo (lo que conocemos como SSID). Para evitar que cualquiera pueda conocer la ID, debes deshabilitar la emisión de SSID, es decir, la emisión de la identidad. Esto se puede cambiar desmarcando la casilla correspondiente en la configuración. De este modo, tu red no será hackeada tan fácilmente pero por otro aldo, se deberá introducir la SSID cada vez que se quiera que un dispositivo se conecte a la red.

Utilizar una aplicación de cifrado de confianza

Es aconsejable que habilites el cifrado WPA2 (WEP no es muy fiable) y que establezcas un código de contraseña más fuerte para tu Wifi. Si no lo haces y aceptas a todos en tu red inalámbrica, te arriesgas a que puedan utilizar tu red doméstica para actividades ilícitas, y en ese caso, a la hora de buscar al responsable, te señalarían a ti como propietario de la misma.

En los siguientes videos encontrarás unos consejos muy útiles para proteger tu red Wifi doméstica:

http://youtu.be/dxMHrwqo_FI
http://youtu.be/4IjcP5LKHC4
http://youtu.be/LviX7LXfXn4

Si te ha gustado este post puedes compartirlo utilizando los botones sociales de abajo. Gracias.

¡No olvidéis dejar vuestras dudas y comentarios en la sección correspondiente!

___________________________________________________________________________________

Otras entradas de inteŕes: