Allá por el 2009, Cruz Roja con el apoyo del Ministerio de Interior, puso en marcha una campaña de sensibilización, en el que aconsejaba que los teléfonos móviles tuvieran guardado al menos un teléfono de emergencia con el nombre AA Nombre del Contacto para, en el caso de que alguien tuviera un accidente, poder saber a quién llamar.

Es posible que, siguiendo esta recomendación, en nuestra lista de contactos tengamos un número de teléfono de emergencia que comienza por AA (diminutivo de Avisar a). Esto permitiría hipotéticamente, si a nosotros nos pasase algo, que la persona que encuentre nuestro móvil (pongamos como ejemplo un personal sanitario), pueda avisar a nuestros familiares.

Pongamos ahora otro ejemplo. Si hemos encontrado alguna vez un teléfono móvil, habremos querido devolver el teléfono a la persona que lo ha perdido. Tal vez hayamos intentado desbloquearlo para ver si podemos entrar en la lista de contactos y llamar a alguien para avisar ¿verdad? Pero nos hemos rendido ante la imposibilidad de hacerlo debido al bloqueo de pantalla. Parecen fáciles de descifrar (los PIN, patrones, contraseñas y demás bloqueos), pero no lo son.

El smartphone se ha vuelto un aparato indispensable en nuestras vidas, y tal ha llegado a ser la dependencia que algunos tenemos para con este dispositivo que llevamos toda nuestra vida metida en él: correo electrónico, datos y fotografías personales, la agenda o calendario personal, redes sociales, datos bancarios, podemos incluso realizar compras… Es por esto que necesitamos que toda esa información esté a salvo de miradas indiscretas, y lo protegemos con bloqueos de pantalla: un patrón, PIN o contraseña.

Por lo tanto, hoy en día, tener guardado un teléfono de emergencia que comience por AA es inútil, salvo que no tengamos activado el bloqueo de pantalla, lo que sería una muy mala idea.

¿Qué hacemos entonces con el teléfono de emergencia?

Los smartphones de Android y los IPhones, tienen la posibilidad de mostrar cierta información en la pantalla de bloqueo. Pero, antes de empezar a salsear en el teléfono, deberíamos tener claro qué información queremos mostrar: en caso de que nos pase algo, los servicios sanitarios ¿deberían saber que somos alérgico a algún medicamento?, ¿tenemos alguna enfermedad crónica?, ¿a quién queremos que avisen?

En Android

En Android (para versiones anteriores a la 7.0) entraremos en Ajustes > Seguridad y modificaremos la Información del propietario. Una vez estemos dentro de esta opción, incluiremos la información que queramos hacer visible en la pantalla de bloqueo, por ejemplo: AA Jon: 612 345 678, tipo de sangre AB-, alérgico a la apitoxina. Después activaremos la casilla de Mostrar datos del propietario en la pantalla de bloqueo.

Otra de las opciones que tenemos en Android 7.0 Nougat, está también dentro de Ajustes. Accederíamos a Ajustes > Usuarios > Información de emergencia > Contactos > Añadir contacto.

Con iOS

Este tipo de dispositivos son diferentes. A partir de la versión iOS 8, contamos con una aplicación que se llama Salud. En el apartado de Datos médicos, tendremos diferentes apartados para definir la información médica que queramos, así como la posibilidad de añadir uno o varios contactos de emergencia.

Otras alternativas

Si nos encontramos mal de salud y nos preocupa que nos suceda algo en la calle, Osakidetza ofrece dentro de su servicio Mi Carpeta de Salud, la posibilidad de crear un código QR que contenga varios apartados de información: Nuestros datos personales, grupo sanguíneo, personas de contacto, antecedentes – patologías previas, historial farmacológico, otras alergias, historial de vacunación, voluntades anticipadas y otra información que añadamos.

Este código se puede generar desde el apartado Mi Historia Clínica > Historia clínica en QR, una vez impreso, deberíamos de llevarlo siempre con nosotros de paseo, de viaje…

¿Quieres saber más sobre el smartphone o Tablet? Anímate con nuestro curso Smartphones y Tablets. Obtén el máximo rendimiento de tu dispositivo Android o el curso de autoformación O-sarean: Trámites online a través del portal de la sanidad pública vasca