Ya seas un usuario experimentado en Internet o seas un recién iniciado, siempre hay cosas que se nos pasan por alto, pequeños detalles que pueden hacer de la experiencia de uso de Internet algo mucho más interesante de lo que ya es. Atajos de teclado, funciones de tu navegador que no sabías que existían, soluciones más sencillas de lo que imaginas a problemas comunes, y hasta servicios que nunca te hicieron falta hasta que los probaste por primera vez.

Acumular muchos archivos en nuestro ordenador, instalar infinidad de programas y tener abiertos múltiples procesos son algunas de las causas que pueden hacer que al navegar por Internet o usar el ordenador, notemos una lentitud fuera de lo normal. Vamos a conocer pequeños trucos que nos podrán ayudar a paliar un poco ese mal.

Ocho consejos básicos

Completar una URL presionando dos teclas

Desde todos los navegadores, cualquier cosa que escribas en la barra de direcciones puede ser rodeado de www. y .com simplemente presionando las teclas Ctrl + Enter.

Restaurar la última pestaña cerrada

Si has cerrado una pestaña por error, simplemente presionando la combinación de teclas Ctrl + Shift + T en tu navegador, restauras la última pestaña cerrada.

Copiar una URL sin mover el puntero del ratón

Si quieres copiar la dirección de la página que ves en ese momento, lo único que necesitas es presionar las teclas Ctrl + L y esto resaltará la dirección de inmediato, un simple Ctrl + C después ya tienes la URL en el portapapeles.

Refrescar una página

Presionando la tecla F5 refrescas la página actual.

Establecer la página de inicio

Navega a la página web o sitio que quieres establecer como página de inicio, y entre las opciones que encontrarás en el el menú herramientas de tu navegador establece esa página como Página principal.

Detén programas que usan la conexión para otras cosas

A menudo, la causa de la lentitud hay que buscarla en los demás programas. Para descubrirlos, usa un visor de procesos de red. Una vez identificado el programa, ciérralo con el Administrador de tareas.

Coloque el router en el centro de la casa

El lugar idóneo donde colocar el router es en el centro del hogar,. Cuanto más cerca se encuentre el receptor del emisor, mejor señal obtendrá.

Cuidado con los intrusos

A mayor número de usuarios conectados a una misma red WiFi, menor velocidad de transmisión. El uso de una contraseña es absolutamente esencial.

¡Prueba a utilizar estos sencillos trucos para navegar más rápidoy con mayor seguridad!