No sé qué es lo que le pasa últimamente a Iñaki. Suelo salir a pasear con él por el monte y mientras caminamos, charlamos de un montón de temas: de la actualidad cómo no, pero también del pasado. No sé cómo, pero, el otro día, acabamos recordando viejos tiempos, de cuando éramos jóvenes y salíamos en cuadrilla, recorriendo las fiestas de los pueblos de nuestro alrededor. El caso es que no sé cómo llegamos a la situación de que él no se acordaba de un concierto de Mikel Laboa al que ambos habíamos asistido. Y yo, insistiendo, ¿cómo es que no te acuerdas de aquello? ¡Pero si estabas conmigo! Cierto es que ha llovido mucho y que es normal que no lo recuerde… si es que ya tenemos una edad…

En KZgunea, Jone me ha dicho que lo mismo que hacemos deporte para mantenernos en buena forma física, también debemos de hacer ejercicio para entrenar nuestro cerebro. Mens sana in corpore sano, -creo que se dice así pero no me hagáis mucho caso-. Y qué mejor manera para ello que hacerlo a través de las nuevas tecnologías. Así que Jone me ha comentado en una tutoría una serie de aplicaciones que ayudan precisamente a éso, a ejercitar la memoria. Me comento que visitará el blog de KZgunea. Que allí se suelen publicar entradas muy interesantes y que hace no mucho se publico una entrada con varias apps para ejercitar la memoria.

Una de esas aplicaciones es “Neuronation”, una aplicación que posee nada más y nada menos que 29 ejercicios y 8 cursos pensados para ejercitar la memoria y a aumentar la concentración. Otra app que me ha gustado mucho es “Clockwork Brain” -qué difícil escribirlo madre mía-, tienes que resolver diferentes puzzles y rompecabezas, cosa que estoy segura, de que a Iñaki le encantará. También está Lumosity, que tiene 25 juegos para ejercitar la memoria, la atención, la resolución de problemas y la velocidad para procesar información. Ahí es nada.

Por último, Jone también me ha comentado de la existencia de una web, llamada psicoativa.com, donde puedes ejercitar la memoria, a través de un juego el cual ya he visto más de una vez en algún programa de televisión. Se trata de lo siguiente: tienes 30 segundos para memorizar una serie de objetos ubicados en diferentes casillas, y, pasado ese tiempo, hay que introducir en las casillas los nombres de todo aquello que recuerdes. Es muy pero que muy entretenido la verdad.

En fin, a ver qué le parece a mi querido Iñaki. Creo que la próxima vez que salga con él a pasear, llevaré la tablet conmigo para poder jugar juntos a alguno de estos magníficos juegos. El que gane, paga una cena. ¡Qué cosas digo! ¡Hasta la próxima!