Si tienes impresora en casa, seguro que sabes lo cara que es la tinta. Y es que los consumibles de las impresoras son unas de las cosas más caras que hay, el litro costaría unos 1.900€. Por esto mismo, seguro que te has planteado o bien dejar de imprimir o bien utilizar cartuchos de impresora de marca blanca. Hoy, desde KZgunea te vamos a hablar un poco sobre esta opción.

¿Quieres comprar por Internet y no sabes cómo? Ven a nuestra charla “Compra sin salir de casa” y resuelve todas tus dudas

Alternativas

Hay dos alternativas: los cartuchos de tinta recargables y los reciclados. En ambos casos se pueden adquirir tanto en tiendas físicas como en Internet. Estos cartuchos de impresora, no sólo son la opción más económica, sino también la opción más ecológica, ya que las empresas recogen los cartuchos y los reutilizan o reciclan, evitando de este modo la contaminación del medio ambiente.

Por otro lado, también hay empresas que van un paso más allá, con opciones más ecológicas e innovadoras. Investigando la utilización de soja para la tinta en vez de productos más contaminantes como el petróleo, por ejemplo. Es importante recordar que cuando se gasten tus cartuchos de impresora, debes llevarlos a un punto limpio para su correcto reciclado. Si no sabes dónde está el más cercano, puedes consultarlo aquí.

¿Cómo funcionan?

  • Los cartuchos de tinta recargable se tratan de cartuchos recargables especialmente diseñados para que se puedan rellenar. No son cartuchos reciclados, simplemente se rellenan por un orificio especial. Estos cartuchos vienen vacíos. Una vez gastados, puedes volver a utilizarlos rellenándolos con tinta compatible con tu impresora. Es importante saber el modelo y marca de tu impresora para ello, ya que no todas las marcas o modelos utilizan los mismos consumibles. Algunas marcas están optando por esta opción con sus tintas originales, logrando que no se pierda calidad en la impresión.

  • Los cartuchos de tinta reciclados se tratan de cartuchos compatibles con tu impresora, son similares a los originales y están compuestos por tintas más económicas y similares a las originales. Es la opción más utilizada por su sencillez, ya que no tienes que estar recargando y es la más cómoda: poner e imprimir. Es importante saber el modelo y la marca de impresora, puesto que no todos los consumibles son iguales.

Ven a nuestra charla “Compra sin salir de casa” y aprende cómo comprar por Internet