¡Hola amigos y amigas de KZgunea! ¿Qué tal estáis? Yo muy bien, aunque un poco cansada porque han sido las fiestas de mi pueblo. Este año decidimos que tenía que haber un poquito más de orden a la hora de organizar las fiestas, y el resultado ha sido inmejorable. Yo me presté voluntaria para contratar a la verbena, que siempre he sido muy bailona y conozco muchísimos grupos geniales, pero como el reparto de tareas se hizo bajo sorteo, me tocó crear un cartel. Yo, como no tengo ni idea de pintar ni dibujar, me llevé un disgusto en un primer momento, pero luego pensé: venga Kontxi, tú puedes con todo.

Así que, ni corta ni perezosa, me dispuse a hacer unos cuantos bocetos, pero no había manera, mi nieto Unax lo hubiera hecho mejor. Por suerte, Iñaki me dio una idea estupenda: preguntar a Jone a ver si hay alguna manera de crear un cartel por Internet de forma sencilla.

Total, fui a KZgunea y Jone me aconsejó que utilizara Canva, ¡y el resultado fue espectacular!

Sólo tienes que entrar a la web de Canva y registrarte con tu e-mail. A continuación, ya puedes empezar a crear un cartel, tarjeta de felicitación, tríptico, folleto… con solo darle al botón “Crear un diseño”, que está arriba a la izquierda en verde. Como verás, Canva te sugiere unos cuantos diseños, pero tú siempre podrás personalizar las medidas del recurso que quieras crear.

Yo, escogí el modelo póster para crear un cartel, y como soy muy echada para adelante decidí crearlo desde cero, pero Canva te facilita una serie de plantillas para que sea aún más rápido y sencillo. Así, primero escogí el fondo, y luego otros elementos como serpentinas, confeti… para darle un ambiente festivo a mi creación. Por último, elegí un tipo de letra que le fuera bien al cartel y… ¡voilá! Mi cartel de fiestas estaba hecho.

Bueno, yo ya me despido, que me voy a descansar un poco que una ya tiene unos años y este ha sido un fin de semana muy largo. Sólo decirte que te animes a crear tus propios recursos, es muy fácil y quedan muy pintones con Canva de manera muy sencilla. ¡Ya nos veremos!