¡Hola amigos y amigas de KZgunea! ¿Qué tal estáis? ¡Yo muy bien! Hoy he tenido un rato libre y lo he usado para para dedicárselo al teléfono. De vez en cuando hay que hacerle un poco de caso y desinstalar aplicaciones que no se usan para ahorrar espacio. Entre otras cosas me he puesto también a revisar las fotos y me he dado cuenta de que hay un montón de ellas que están fatal y podría borrar… Total, para qué las quiero.

¡Es una pena! Hay algunas que están muy oscuras, otras en cambio tienen demasiada luz y no se ven nada bien… parecen apagadas. De todas formas, no sé si atreverme todavía a borrarlas porque a lo mejor Jone puede darme una solución y tienen arreglo. Ante la duda me acerco al KZgunea que no me cuesta nada. No es la primera vez que me sacan del apuro.

Una vez allí Jone me ha pedido permiso para “cotillear” como dice ella mis fotografías. ¡Faltaría más Jone! No tengo nada que esconder. Así que nos hemos puesto a mirar y entre las dos hemos localizado algunas bastante mejorables.

Para demostrarme qué posibilidades hay, Jone ha descargado en mi teléfono una aplicación llamada Snapseed. Una vez abierta la aplicación ha cargado allí una de las fotos que estaba muy oscura. Simplemente pulsando en un filtro la foto ha recuperado todo su esplendor y colorido. ¡Parece magia! Después ha probado con otras fotos y ha conseguido unos resultados espectaculares también toqueteando en los menús y herramientas de la aplicación. Yo quiero saber cómo se usa…

Me ha contado que en KZgunea hay un curso llamado “Retoca fotos con tu Smartphone” donde nos enseñan a manejar esta aplicación. Me ha dicho además que no es sólo para arreglar fotos. Tiene cantidad de herramientas y posibilidades para dar rienda suelta a nuestra imaginación y obtener fotos espectaculares o simplemente diferentes partiendo de una foto cualquiera.

Por ejemplo, podríamos darle perspectiva a una fotografía, eliminar manchas, añadir texto, añadir un marco, cambiar el tono de piel de la cara, acentuar una sonrisa, modificar el ángulo de la cabeza… ¡¡Yo tampoco me lo creía hasta que lo he visto!!

Así que ya me he apuntado al curso. ¡¡Como no!!

Nos vemos pronto. ¡¡Hasta otra!!