Después de que en la anterior entrada (añadir enlace) os habláramos de qué es Family Link y qué podemos hacer con esta aplicación, es hora de ponernos en marcha. En esta entrada de KZgunea, veremos cómo configurar las aplicaciones de control parental en los dispositivos de los padres o madres y en los de hijos o hijas.

Vincular la cuenta del hijo o hija

En el dispositivo del hijo o hija descargaremos la aplicación “Google Family Link para niños y adolescentes”.

Una vez instalada, nos aparecerá la pantalla para confirmar que, efectivamente, es “Este dispositivo” el que queremos supervisar.

Después, es momento de elegir la cuenta del hijo o hija que queremos supervisar. Recuerda que si no tiene una cuenta podemos crearla ahora, y como comentamos en la anterior entrada (añadir enlace) en el caso de que sea menor de 14 años nos obligará a vincular su cuenta a la de un adulto.

En el caso de que la cuenta sea la de un menor de 14 años, el proceso es muy sencillo ya que nada más escoger la cuenta crea la vinculación porque las dos cuentas ya están asociadas desde la creación.

Si la cuenta del hijo o hija no esté vinculada a la del padre o madre, (por ejemplo, mayores de 14 años), después de iniciar sesión, nos preguntará si queremos añadir al grupo familiar. Para continuar, hay que pulsar en el botón Unirse que hay en la esquina inferior derecha.

En la nueva pantalla, al niño o la niña que está instalando la aplicación se le informará de todo lo que pueden hacer sus padres a partir de ahora. Pulsaremos Siguiente.

La aplicación pide una segunda confirmación ¿Permitir la supervisión? Confirmamos con la opción Permitir.

A partir de este punto, el proceso es común para ambos casos. Pulsaremos en Siguiente.

En la siguiente pantalla, tendremos que ponerle un nombre al dispositivo (por ejemplo: Maren).

Una vez realizado, pasará a otra en la que podemos desactivar algunas de las aplicaciones que estén instaladas. Otras que son Obligatorias y no se pueden desactivar y otras que según la edad están No disponibles para niños: como Youtube, que será sustituido por YoutubeKids. Una vez revisado le daremos a Siguiente.

Android nos advertirá de que se le está dando el control para administrar y supervisar el dispositivo a Family Link. Pulsaremos en el botón Siguiente para confirmar. Y después en “Activar el administrador de dispositivos”. Esta segunda pantalla puede variar en función del teléfono.

Podremos activar/desactivar los servicios de Google de la cuenta de nuestro hijo o hija en esta nueva pantalla. Después Aceptar.

Tras finalizar este último paso habremos terminado la configuración en el móvil de nuestros hijos o hijas.

Configuración en el móvil del padre o madre

Una vez configurado el smartphone del hijo o hija es el momento de instalar la app “Google Family Link para padres, madres o tutores” en el dispositivo del adulto.

Abriremos la app, nos explicará en qué consiste, y pulsaremos en Empezar.

Nos pedirá que escojamos la cuenta de la persona adulta con la que se quiere supervisar, que será la misma cuenta que hemos utilizado para vincular la cuenta de nuestro hijo o hija.

Si ya tenemos nuestra cuenta de Google añadida de antes en el smartphone nos aparecerá en pantalla. En el caso de que no sea así, elegiremos la opción Añadir cuenta e iniciaremos la sesión con nuestro usuario y contraseña de Gmail.

Escogemos la cuenta y ¡listo! Ya podemos empezar a supervisar la cuenta de nuestro hijo o hija a través del menú Ver.

Conoce los riesgos del abuso del móvil en jóvenes en la charla “Educación y seguridad en Internet