En esta nueva entrada del blog de KZgunea vamos a hablar de las medidas de seguridad que nosotros mismos podemos establecer en los dispositivos de Android y así evitar que las personas que puedan tener acceso físico a nuestro teléfono puedan hacer uso de él.

Para mantener a salvo nuestra privacidad en Android, por un lado, vamos a hablar del bloqueo de pantalla para acceder al “interior” del móvil y que así no puedan hacer uso del teléfono, utilizar las apps, los datos de los contactos, las fotografías y vídeos… Y por otro lado, vamos a hablar de cómo podemos localizar nuestro aparato en caso de pérdida o robo e incluso borrar todos los datos del dispositivo.

Estas medidas de seguridad nos vendrán bien siempre, pero sobre todo si queremos introducir un método de pago en nuestro teléfono Android, como hablamos hace unos días en una de nuestras entradas, Google Pay, configuración y funcionamiento de la app.

Configurar el bloqueo del móvil

  • Accederemos a Ajustes del dispositivo y una vez dentro, pulsa sobre Seguridad y ubicación. Algunos dispositivos tienen un apartado específico de Bloqueo de Pantalla.
  • Dentro de las opciones Seguridad del dispositivo encontraremos Bloqueo de Pantalla y aparecerá la opción que está establecida en este momento. Accederemos a este punto para elegir la opción que queramos utilizar para el bloqueo. En el ejemplo el método de bloqueo es “Deslizar”.
  • Los menos aconsejados son Deslizar y Sin seguridad, ya que con sólo mover un dedo ya tenemos acceso a nuestro móvil. Por lo tanto, lo mejor es que elijamos entre Patrón, PIN o Contraseña.
  1. Patrón: Es enlazar los puntos creando un pequeño dibujo.
  2. PIN: serán 4 dígitos numéricos.
  3. Contraseña: Combinación de caracteres. Sigue los consejos de “Cómo crear contraseñas seguras” para crear una contraseña fuerte.
  • Sigue los pasos que aparecen en cada opción. Para configurar cualquiera de estas opciones nos pedirá confirmar el Patrón, PIN o Contraseña, significa, volver a dibujar o escribir la misma clave para asegurarnos de que coinciden y que lo hemos introducido correctamente en ambos casos. Así nos aseguramos de que si alguien tiene nuestro móvil tendrá que adivinar lo que hayamos puesto para entrar.

Otros métodos de desbloqueo pueden ser los biométricos: Huella digital, reconocimiento facial o de iris. Aparecerán debajo del Bloqueo de Pantalla si es que tu dispositivo dispone de alguno de ellos. Cada uno de estos métodos nos aseguran que estos rasgos son únicos en cada uno de nosotros. En el caso de que falle alguno de estos métodos siempre podemos utilizar el método de desbloqueo convencional comentado en el anterior punto.

  • Huella digital: Nos solicitará hacer un registro de nuestra huella dactilar. Para ello tendremos que colocar nuestro dedo en el lector de huellas que según los móviles se pueden localizar en el botón “Home” (botón central en la pantalla frontal), botón lateral de desbloqueo o en la parte trasera. En los dos primeros casos lo más cómodo es configurar la lectura del dedo pulgar y en el tercero el índice.
  • Reconocimiento facial: Registraremos nuestros datos faciales y después con la cámara frontal leerá nuestro rostro cuando acerquemos el móvil hacia la cara. Los compara y si son correctos nos lo desbloqueará.
  • Iris: Desbloquea el móvil con la lectura de tu ojo. Es el mismo funcionamiento que el reconocimiento facial.
  • Para configurar cada una de estas opciones tendremos que seguir los pasos que nos solicitará en pantalla.

Os ponemos el ejemplo de cómo configurar la huella digital.