Cuando compramos un móvil, hay ciertas características que buscamos: el tamaño adecuado, gran capacidad de almacenamiento (la ROM), que sea rápido (la RAM), buena cámara de fotos…

Una vez comprado el modelo que nos gusta, esperamos que nos dure varios años, ya que las características que tiene el modelo no las podremos modificar.

Después de algún tiempo de uso, suele ocurrir que la memoria del dispositivo se llena, no hay espacio para todo cuanto queremos tener en el móvil y, por lo tanto, tenemos que eliminar parte de lo que guardamos para hacer sitio para otras cosas.

Ya que las fotos y los vídeos suelen ocupar bastante en la memoria de nuestros teléfonos, otra alternativa podría ser la de guardar esta información en otra unidad de almacenado, por ejemplo una tarjeta de memoria Micro SD (para más información de las tarjeta SD consultar la entrada: Tarjetas de memoria publicado el 01/06/2018). Además, estas tarjetas tienen la ventaja de que, en caso de que el teléfono falle y se borre el contenido del almacenamiento interno, las fotos y los videos almacenados en ella seguirán estando a salvo.

La mayoría de los modelos de Smartphone Android del mercado ofrecen la posibilidad de utilizar tarjetas externas Micro SD, que amplían, en parte, la capacidad de almacenamiento de nuestro teléfono. Puedes consultar la capacidad de tu móvil en Ajustes > Almacenamiento y podrás ver

más al detalle de cuánto espacio dispones en total y cuánto está ocupado, y saber así si necesitas o no una tarjeta SD.

Hoy en KZgunea os explicaremos cómo insertar una tarjeta en tu móvil, cómo configurar tu cámara para que guarde las fotos y los videos en ella y cómo puedes transferir las fotos y los videos que tengas en la memoria interna a esta tarjeta.

 

Paso 1: Insertar la tarjeta

Para introducir la tarjeta Micro SD en nuestro dispositivo, tan sólo tendremos que localizar la ranura de la tarjeta SIM del teléfono. Por precaución, recomendamos apagar del todo el móvil antes de realizar los siguientes pasos. Con el clip de seguridad, extraeremos la bandeja de la tarjeta (en los últimos modelos suele ir todo unido, aunque es posible que la tarjeta Micro SD tenga su propia ranura). Introducimos la Micro SD en la posición adecuada y montaremos nuevamente la bandeja en su ranura.

Bandeja de la ranura de la tarjeta SIM, donde se introduce también la tarjeta Micro SD y el clip de seguridad con el que se extrae la bandeja.

 

Paso 2: Cambiar los ajustes de la cámara del móvil

Una vez encendido, el dispositivo móvil reconocerá que la tarjeta de memoria está insertada en su lugar y es el momento de cambiar los ajustes desde la app de la cámara de fotos. Encendemos la app de la cámara, entraremos en los Ajustes u Opciones (engranaje de la parte superior) y localizaremos el apartado de Almacenamiento de datos (es posible que esta opción tenga otro nombre, dependiendo del modelo de móvil que tengamos). Cambiaremos la opción de Memoria Interna por la opción en tarjeta SD.

Opcional: Trasladar fotografías y vídeos antiguos de la memoria interna a la tarjeta Micro SD

Necesitaremos el programa para explorar archivos, ya sea desde el propio dispositivo móvil o conectando el smartphone al ordenador por cable. Una buena app para realizar estos cambios puede ser Google Files (para más información, consultar la entrada Google Files publicada el día 27 de septiembre de 2019).

Las fotografías y los vídeos que se sacan con la cámara del móvil se almacenan en una carpeta llamada DCIM y dentro de esta carpeta estará otra llamada Camera. Será ésta la que tendremos que mover de sitio, seleccionando la carpeta, usaremos la opción Mover a > Tarjeta SD.

Debemos tener en cuenta que las fotografías y videos de WhatsApp se guardan en otra carpeta.

 

¿Te gustaría conocer todas las opciones que ofrece nuestra cámara del móvil? No te pierdas el curso “Saca fotos para cada ocasión con tu Smartphone