Desde hace ya unos años las redes sociales han revolucionado nuestra forma de comunicarnos. No solo por la posibilidad de mantener una conversación a tiempo real estando a kilómetros de distancia, sino también por la opción de poder añadir cualquier tipo de contenido multimedia. Y si hay algo que ha incrementado su fama exponencialmente son los selfies. Este tipo de fotografía con la cámara delantera del smartphone, da la posibilidad de capturar momentos de una forma diferente convirtiendo al propio fotógrafo en protagonista.

Pues bien, hoy desde KZgunea te hablamos sobre la novedosa red social de Poparazzi, rompe con las normas establecidas y crea una herramienta en la que los selfies están totalmente prohibidos. Es una red social parecida a Instagram pero su éxito la diferencia por una característica principal. Es una aplicación que pretende revolucionar el estilo típico actual de las redes sociales rechazando cualquier gesto de egocentrismo. Esto es, en lugar de ser uno mismo el que crea su propio perfil, son los amigos los que lo construyen compartiendo fotos de demás usuarios. Se pretende volver de alguna manera al comienzo de las redes sociales multiplataforma, cuando todavía no existían los selfies; estaríamos hablando por ejemplo de las épocas de Tuenti o los comienzos de Facebook.

Poparazzi funciona de tal manera que los usuarios al publicar fotos en la red tendrán que etiquetar en ella a otros (siempre con su consentimiento). Así, al visitar el perfil de una persona lo que encontraremos serán momentos y archivos multimedia que han subido otros usuarios en relación con esta. Se trata de un sistema en el que se prioriza crear vínculos entre amigos y familiares. Del mismo modo, posibilita subir imágenes sin límites de tus amigos, y de ahí surge el nombre de la red social; convierte a los usuarios en unos paparazzis.

Además de estar totalmente prohibido compartir fotos individuales en perfiles propios, también rechaza los filtros, o dicho de otra manera, el maquillaje digital. El objetivo de la App es conocer a las personas desde otros puntos de vista que las redes sociales de hoy en día no ofrecen.

Como el usuario no es dueño de lo que aparece en su muro, la privacidad va un poco más allá y obliga a que toda imagen publicada tenga el consentimiento explicito de aquellas personas que aparezcan. Asimismo, solo se podrán subir fotos de aquellos que estén en tu lista de amigos. Por el contrario, en caso de querer publicar una imagen de alguien que todavía no forma parte de esta lista de amigos, recibirá una notificación y tendrá que aceptar la foto. Pasado el tiempo de la subida de alguna imagen publicada, el usuario tendrá la posibilidad de solicitar que se elimine una imagen en la que aparezca, e incluso bloquear otros usuarios impidiendo que puedan subir más fotos nuestras.

Por el momento, Poparazzi solo está disponible en dispositivos iOS, pero se espera tener pronto la posibilidad de utilizarlo en otros sistemas operativos como Android.

Si te encanta descubrir aplicaciones nuevas y sobre todo que sean útiles, no dudes en apuntarte al curso presencial de Kzgunea “Apps que te facilitarán tu día a día”. ¡No te lo pierdas!