Hoy os queremos hablar del teclado, un elemento imprescindible en nuestro ordenador, tablet y teléfono móvil. Todos los días tocamos uno. Pero ¿cuándo se empezó a usar? ¿por qué tienen las teclas esa disposición? He aquí algunas curiosidades que quizá no conocías sobre el teclado:

Curiosidades sobre el teclado

¿Quién lo inventó? Su creación va unida a la máquina de escribir. En 1868 Christopher Latham Sholes junto con Carlos Glidden y Samuel W. Soule, idearon la primera máquina de escribir. Posteriormente vendieron la idea a E.Remington and Sons sacando a la venta la primera maquina de escribir en el año 1874.

¿ Cuantas teclas tiene el teclado? Normalmente los teclados suelen tener entre 101 y 105 teclas, aunque podemos encontrarnos con alguno de 107. También existen teclados con cantidad reducida de teclas, entre 64 y 68.

¿Por qué el teclado no está ordenado alfabéticamente? Con las primeras máquinas de escribir se escribía más rápido que a mano, pero al aumentar la velocidad las varillas chocaban unas con otras y se atascaban. La razón era que las teclas estaban colocadas en orden alfabético. Después de mucho tiempo de estudio Sholes dispuso la ubicación de las letras separándolas en tres filas. Esta teclado se llama Qwerty por las seis primeras letras de la fila superior.

No todos los teclados Qwerty son iguales; el lugar que ocupa la Ñ en el español es el de la Ç en portugués. En el alemán la Z y la Y están intercambiadas de forma que su teclado no es Qwerty sino Qwertz. En el francés, son las Q y la W las que se intercambian con la A y la Z, de forma que es un teclado Azerty y la M se encuentra a la derecha de la L.

Las teclas F y J nos sirven de guía para colocar las manos en el teclado. Estas teclas llevar una marca horizontal, de esta manera identificaremos la teclas sin necesidad de mirar el teclado. Si sitúas tus dedos índices en ellas verás que los dedos corazón, anular y meñiques se posicionan plácidamente en las letras que siguen a la F y la J.

¿Quieres aprender mecanografía? En este curso aprenderemos mecanografía desde el principio, desde lo más básico hasta tener la habilidad de teclear y dominar el teclado sin necesidad de estar mirándolo continuamente.

Tenemos el curso perfecto: “Mecanografía. Aprende de cero